No sé decorar una vivienda habitada

Cada vez que tenemos una vivienda habitada, tenemos un dilema. Por un lado, a los propietarios les gusta como tienen colocadas sus cosas, pero en realidad no está apto para una visita de un posible comprador.

Es un tema muy delicado para los agentes y para los propietarios también, porque en realidad entras en la intimidad de las personas.